Consideramos que un nuevo modelo de escuela necesita un nuevo modelo de planificación: una planificación que opere como una herramienta de cambio que facilite la unión entre el hacer y el pensar. Que propicie la confluencia y pluralidad de los actores, que se aplique intencionalmente y que auto genere capacidades de conocimiento y de acción. El desafío pasa por pensar nuevos formatos didácticos, donde se priorice el aprender con otros, la contrastación de hipótesis, acceder a distintas fuentes de conocimiento, analizar críticamente la información disponible, ser reflexivos y creativos.
Se incorporará en cada proyecto planificado actividades que trasciendan el espacio áulico; teniendo como punto de partida la necesidad de la modificación de los entornos de aprendizajes sistemáticos y la introducción de cambios que mejoren la calidad pedagógica. Las salidas o visitas didácticas son actividades que permiten a los niños tomar contacto directo con otras formas de construir conceptos sobre la realidad que los rodea.
El contacto con entornos ricos en información y disponibilidad de recursos, que despiertan el interés y estimulan la curiosidad, permite que los aprendizajes adquieran una verdadera significación.

El aprendizaje en esta edad se produce fundamentalmente a través de la interacción con el mundo físico y de la interacción social; es por ello que se debe trascender la idea de que todo aprendizaje se desarrolla entre las cuatro paredes del aula. Desarrollar actividades en escenarios distintos que ofrezcan la posibilidad de observar, indagar, registrar, interactuar, analizar e intercambiar ideas, permitirá el desarrollo de aprendizajes más amplios y significativos.
En cada proyecto áulico y dependiendo de los ejes organizadores seleccionados, se convocará a los “Amautas” (Conjunto de agentes comunitarios, padres, miembros de la comunidad, sabios, poetas, músicos, médicos, etc.), que estarán encargados de dinamizar el conocimiento.

Objetivos Nivel Inicial

Promover experiencias con pares y adultos que favorezcan el aprendizaje de una convivencia solidaria y cooperativa mediante la participación en proyectos grupales.
Propiciar la participación en actividades de la comunidad que favorezcan la pertenencia al medio teniendo como punto de partida las pautas culturales locales, regionales y provinciales.
Desarrollar y construir actitudes y valores que favorezcan la convivencia democrática, el pluralismo, la solidaridad, el respeto por sí mismo y por los otros.
Promover la construcción de aprendizajes significativos que posibiliten la representación de la realidad.
Favorecer la independencia de las acciones tendientes al desarrollo de la autonomía asumiendo progresivamente las responsabilidades individuales y grupales acordes a la diversidad de edades.
Promover el juego como contenido de alto valor cultural para el desarrollo cognitivo, afectivo, ético, estético, motor y social.
Favorecer el descubrimiento de la noción de “norma”, de la necesidad de su construcción conjunta, el reconocimiento y práctica de derechos y deberes.
Elaborar situaciones de evaluación que permitan al niño descubrir sus propios logros y errores, confrontar resultados, comparar diferentes modalidades de acción y escuchar distintos puntos de vista.
Pensar el cuerpo es pensar en las emociones y sentimientos de maestros y estudiantes en la situación de aprendizaje compartido. Es por ello que pretendemos hacer de la escuela y del aula un lugar propio, para recorrer, para descubrir, explorar, en el que se pueda hablar; pensar; reír; debatir; cantar; moverse; vivenciar, cambiar y percibir los tiempos y espacios desde lo corporal.
La corporeidad en los niños/as y en la escuela, se concreta y efectiviza en el juego, con sus necesidades de atención, de cuidado y de apoyo a su proceso de constitución, a través de propuestas que les permitan explorar el entorno, distintos espacios y elementos, posibilidades de ampliar la escucha, la mirada, la valoración y el intercambio. El juego es la actividad primordial del niño/a, es una forma de interacción con los otros. Si bien predomina en la infancia, perdura –con rasgos modificados- a lo largo de toda la vida. Nos proponemos recuperar el juego y su potencial formativo para facilitar la constitución de la subjetividad y su inclusión con aprendizajes significativos.
Brindar una propuesta que permita acceder a los niños/as a las actividades ludomotrices, los juegos sociomotores, las actividades expresivas (acuáticas, deportivas-motrices) haciéndolas propias para modificarlas o inventar nuevas alternativas. Poner énfasis en el abordaje de la complejidad que plantea la corporeidad, en la constitución de una motricidad creativa y vinculante –sociomotricidad- en la relación con el ambiente, en la comprensión del hacer y en la constitución del grupo.

Las áreas correspondientes al Nivel Inicial son:
Lengua y Literatura
Matemática
El Medio Natural – Ciencias Naturales
El Medio Social – Ciencias Sociales
Música – Teatro
Educación Física y Expresión Corporal
Idiomas
Filosofía

Contacto:

Directora
Profesora Patricia Sagastume
E-mail: psagastume@ldv.edu.ar
Tel: (0358) 4630051

Representante Legal
Ingeniero Guillermo Pedruzzi
E-mail: lpedruzzi@ldv.edu.ar
Tel: (0358) 4630051

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*