La Aventura del Conocimiento – Verano II –

Vacaciones en Mi Patria…

La infancia es una patria, y sobre todo en vacaciones; con mis hermanas, padres, tíos y abuelos solíamos partir todos juntos a nuestras sierras, las de Alpa Corral.
Con mucha ansiedad sabía que iba al valle de ensueños  y esa fue  la primera imagen que apareció al bajar al río en mi pequeña bicicleta roja.
Sí, ese valle, ese paisaje que imaginé por el relato extravagante de mi madre, era para mí el universo fantástico de piedras, agua, río, montañas y más piedras, más un río que las atraviesa, todo rodeado de una extensa vegetación que a mi parecer era ancestral aunque fueran grandes sauces llorones. Ese lugar, que remontaba a la ficción de la exagerada narrativa materna, existía y se llamaba Alpa Corral.

Pueblo que forma parte de las sierras del sur de Córdoba, en aquellos tiempos era un camino de aventuras, a su llegada estaban  sus pobladores que lo llamaban el “valle de ensueños”, captaban mi atención sus calles sin asfaltar y ver a los lugareños recorrerlas con sus caballos y sulkies. Me iba enterando de palabras que no me pertenecían, descubría lenguajes no propios y me fui enterando que  Alpa Corral, significaba en  quechua “corral de tierra”.

Y durante un tiempo, por una afección pulmonar que tuve Alpa Corral fue mi Patria…

Ingeniero Guillermo Pedruzzi

Ingresá a La Aventura del Conocimiento de Febrero y disfrutá de una experiencia increíble de lectura