La Aventura del Conocimiento – El Relojero

En esta Aventura del Conocimiento tratamos del oficio del relojero, por eso nada mejor que hablar con un relojero de pura cepa como es Ciro Pestuggia, con quien nos interiorizamos de su vida alrededor del tiempo…

Leé la nota en la revista y acá también…

Oficio: Relojería

El Tiempo de Oro de Ciro

Ciro Pestuggia, tiene 72 años, es relojero y joyero jubilado de una de los negocios del rubro más reconocidos por su seriedad, eficiencia y trabajo asegurado. Ciro ama la relojería, es parte de su vida, desde pequeño decidió seguir este camino y hoy frente a la posibilidad de disfrutar de otras opciones que le ofrece el camino, sigue atraído por un oficio que ha marcado el tiempo de su vida y la ciudad…

¿De chico a qué jugaba? Básquet, ping-pong, ajedrez, bochas, fui campeón de karting en Río Cuarto.

¿Qué quería ser cuando fuera grande? Desde los 13 años,  o sea hace 60 años,  soy joyero y relojero.

¿Cuándo supo que quería seguir este oficio? No me gustaba estudiar y como mi papá tenía el oficio me trajo a trabajar.  Empecé barriendo, limpiaba vidrios, hacía mandados, hasta que un día me mandó a soldar cosas viejas, en aquella época uno aprendía a usar el soplete con la boca y así le daba la fuerza que le quería dar a la obra.

¿Cómo es el encuentro del hombre y su oficio? A uno le tiene que gustar, yo estoy jubilado y sigo viniendo a ayudar, porque esto lo llevo en la sangre, es parte de mis genes y me sigue movilizando el oficio.

¿Cómo experimenta el proceso de darle vida a un reloj? Es un mecanismo fantástico, a veces uno se esmera mucho y no consigue los resultados que quiere, porque es como el cuerpo humano, uno a veces puede hacer todo y no funciona.  Hoy todo se maneja con la tecnología y nuestro encuentro con el reloj es a mano.

¿Cómo se experimenta el placer en este oficio? El placer más grande es cuando la gente viene después de años y te dice que te compran porque hace mucho le arreglaste algo. Eso se debe a que uno hace las cosas con gusto, con amor y eso perdura en el tiempo.

¿Tiene un hobby? La quinta, trabajo la huerta.

¿Cómo combina su hobby con el oficio? Todo tiene que ver, psicológicamente te ayuda. Si uno no está bien en la cabeza no funciona en el resto de lo que hace, sobre todo en la atención al público.

¿Qué significa ser relojero? Todo, fue lo que me dio la vida.  Por cuestiones personales llegué a trabajar 18 horas diarias, he hecho sacrificios, pero para mí esto es la vida. Hoy estoy jubilado, vivo bien, pero sigo viniendo a ayudar a mi hermano a trabajar en la relojería y joyería.

¿El tiempo es oro? Hoy la vida hace que el tiempo sea oro…

Nota: Laura Pereyra

Fotos: Facundo Prámparo